UNA CLASE CON PAT MARTINO

UNA CLASE CON PAT MARTINO

Master Class / Clínic

JAM SESSION – 14 y 15 de abril de 2009

 

En la foto en la recepción de Jam Session al finalizar la master-class:

De izquierda a derecha: César Tomás, Sergio Belloso, Pat Martino, Luis Blanco y Arturo Blasco.

Contenido del Blog :Reviews, reportajes y fotos por los alumnos y profesores de Jam Session Escuela de Música.

Masterclass de Pat Martino(por Arturo Blasco)

 

 

En primer lugar, quiero agradecer a la escuela Jam Session, el lujo de poder estar durante dos horas ante uno de los mejores guitarristas de hard-bop de la historia del jazz americano. Su sola presencia ya lo hace interesante, es la única masterclass dada en todo el territorio español.

 

Yo conocí a Pat Martino a partir de unas fotocopias que alguien me pasó, en los años 80, aproximadamente, y que me parecieron de una sencillez y un resultado magnífico para la época, recuerdo que no había Internet y que los guitarristas como yo, por la proximidad,andábamos iendo a Francia a comprar revistas cada mes (4 ejemplares) y entre las grabaciones, las revistas y las fotocopias, así como con las conversaciones con músicos que venian al festival de Jazz de Vitoria, ibamos creciendo en técnica y recursos.

El libro era ”Linear expressions”, y resumía de manera muy simple toda la teoria, en aquel entonces, de Pat Martino.

 

Me interesó desde el primer momento y a los pocos meses conseguí otro libro, de la serie mítica en aquella época “Reh Hotline Series”, eran libros con cassette y en mi caso, Joe Diorio y Pat Martino fueron fundamentales….Eran…”trullos”…, me refiero que no era un método con una linea pedagógica a seguir, sino más bien, frases para aprender el lenguaje, pero para mi fueron excelentes maestros. Por fin sonaban las cosas con un cierto sentido y casi como en los discos que oía.

Nota de Foto: Pat Martino dirigiéndose al auditorio, y nuestro clarinetista Daniel Blanco haciendo de traductor

Pat Martino, al margen de su virtuosismo como guitarrista, es el creador de dos métodos exclusivamente pensados para guitarra, que lleva más de 20 años enseñando allá donde vá, de una manera muy simple y de un resultado más que eficaz.

La minorización y el conocimiento físico del instrumento a partir de los acordes disminuidos y aumentados.

Estos dos métodos son complejos en su descubrimiento y profundización pero simples a la hora de crear un pilar genérico.

En la masterclass, tras una pequeña introducción por mi parte, para que los alumnos conocieran al personaje y su método, apareció Pat Martino y un japonés.


Nota de foto: Arturo Blasco dirigiéndose al auditorio con una breve introducción sobre el temario de la master-class.

El japonés (su ayuda de cámara) le preparó el amplificador, cedido para la ocasión por César Tomás, profe de la escuela, y un ordenador portátil donde tenía una serie de acordes en progresión grabados con un piano sólo.

 

A continuación empezó sin más esa masterclass inolvidable.

Comenzó comparando el piano con la guitarra, el piano es lineal, siete teclas blancas y cinco negras, esa es la escala cromática y se repite de la misma manera a lo largo de todas sus octavas, en cambio en la guitarra, hay notas repetidas y puedes tocar horizontal o vertical o sus múltiples combinaciones, hay que verlo como tridimensional.

 

Hizo una frase muy simple en las distintas partes del mástil.

Luego dijo, se trata de aprender el instrumento, pero verlo en tres dimensiones y no en dos como el piano.

 

Recordó que en el piano solo puedes ir a la izquierda o a la derecha, en cambio en la guitarra hay un norte (6ªcuerda),un sur (1ªcuerda), un este (traste 0) y un oeste (puente).

 

A partir del acorde aumentado C (CEAb) y bajando una a una, medio tono cada una de sus voces salían los tres acordes mayores, y curiosamente, subiéndolas, surgían sus relativos mayores, y como cada 4 trastes se repiten las mismas notas, cuatro posiciones por tres voces, primer milagro, hemos conseguido las 12 notas de la escala cromática.

Con el acorde disminuido hizo lo mismo, pero sólo bajando medio tono cada una de sus voces, y surgian así 4 acordes dominantes.

Como el acorde disminuido,cada tres trastes se vuelven a repetir las mismas notas, otra vez el milagro, tenemos 4 voces por 3 posiciones, otra vez la esca cromática.

Es el caged (sistema de movilidad de acordes partiendo de los básicos C,A,G,E y G) pero bastante más complejo.

Toda esta espesa pero eficaz teoria iba aderezándola con ejemplos puntuales, que hoy en dia se pueden encontrar en Internet sin el menor problema…pero no sus comentarios.

El decía, por ejemplo, que el momento más desagradable cuando era niño, era cuando estaba jugando y justo, a él, le parecía que era el momento más sublime, su madre le llamaba para recordarle que hiciera los deberes, los hacía corriendo y volvía a jugar, supongo que en el momento de descubrir esos sistemas nadie le interrumpió, porque realmente son de una gran profundidad.

 

También recalcó su formación autodidacta y su profundo y complejo trabajo con la guitarra, así como tener un don especial para ello y recalcó a todos que intentáramos descubrir eso para lo que realmente servimos en la música.

Nos preguntó cuantos guitarristas habían en la sala, cuantos pianistas, baterias, saxos…;

Habló también que el piano sumaba, la guitarra multiplicaba, la batería dividía, también la trompeta divide, todos estos aspectos fueron los que le ayudaron a buscar esos acordes con los que entender la guitarra como instrumento, verlo de una manera tridimensional, y claro la geometría le ayuda a explicar lo que él ve con absoluta claridad.

Y comenzó a explicar la teoria musical que sale de esa geometría, para entender, repito, el aspecto tridimensional del instrumento.

 

 

Nos preguntó si todos llevábamos reloj…bueno es otra época y casi nadie, curiosamente, llevaba reloj de pulsera.

Sacó el suyo y nos enseñó que las 12 era el norte, las 6 el sur…etc, pero lo identificó con el sistema del circulo de cuartas, las 12 es C, las 6 Gb, las 3 Eb, las 9 A, hay estaba, el cuadrado, el acorde disminuido, progresando por terceras menores y si pensamos en el aumentado….las 12 es C, las 4 es Ab, y las 8 es E, hay está el triangulo, el acorde aumentado. Segundo milagro.

¿Para qué sirve todo esto? Sobre todo, para entender toda la relación entre acordes, y para poder crear más tarde, todo un sistema de sustituciones, para poder tocar, en su caso, todo el rato menor. Tocó sobre la progresión grabada, era una serie de acordes complejos y lo redujo todo a mayores y menores.

 

 

Aprovechó este ejemplo para decir que un lenguaje todo consonante, llega a aburrir y uno todo disonante inquieta demasiado, pero si mezclas ámbos es perfecto.

 

Él no piensa en escalas, piensa en consonante y disonante.Claro, todo ello, cada uno de los ejemplos, estaban tocados con un tempo y un gusto exquisitos.

Yo tenía preparadas una serie de preguntas, pero estaba todo respondido y cuando iba a pregunta algo…técnico, decía algo como esto:

“Yo no cojo el tenedor para practicar antes de comer, simplemente lo cojo y como. El trabajo de aprendizaje con la guitarra ya lo he hecho, ahora simplemente la cojo y toco”.

 

Hay que entender que su trabajo con la guitarra ha ido más allá de conocer las notas en el mástil. Todo lo que armoniza lo ve a través de este sistema.

 

Él, comprende perfectamente el instrumento y lo usa, por fín, con completa libertad, dentro de un sistema de minorización creado por el mismo. Ese es el cuarto milagro, la minorización.

Crea una serie de espacios, como las cinco digitaciones de una escala pentatónica, con esas zonas juega y con un práctico sistema de digitación, muy sencillo, siempre el dedo 1 ó el dedo 4 de la mano izquierda, salvo en el caso de la segunda cuerda en la que puede usar el dedo 3, mezcla las digitaciones de varios tonos, sustituciones de los acordes originales, no me quiero extender aquí, porque el que esté muy interesado puede conseguir infinidad de buenos ejemplos en su web o sus foros.

Echarle una ojeada profunda poque de verdad merece la pena.

Resumiendo, mucha información eficaz en poco tiempo y contada de una manera serena, humana y con un gran sentido musical.

 

 

Texto: Arturo Blasco ( Profesor de Guitarra de Jam Session Escuela de Música ).

 

 

————————————————————————————-

 

MASTER CLASS DE PAT MARTINO PAT MARTINO POR CESAR TOMAS.

22 discos como leader y más de 40

como sideman, en discográficas tan legendarias como Prestige o Blue Note y estudios tan emblemáticos como los de Rudy van Gelder. Ha tocado con infinidad de artistas tales como Jack McDuff, Don Patterson, Woody Herman, Cedar Walton, Mike Mainieri, Joey Baron, Marc Johnson, Bill Stewart, Mike Stern, Les Paul, Joe Lovano, Gonzalo Rubalcaba, Christian McBride, John Patitucci, Zakir Hussain, Randy Brecker, Dave Liebman, Al Foster, Uri Caine, Kenny Garrett, Steve Gadd, Stanley Clarke, etc. pero PAT MARTINO…EL HOMBRE es mucho más.

 

Y es que sin duda Pat Martino ha sido y sigue siendo una leyenda viva del Jazz…Si, de aquel jazz que oímos en los discos que todos tenemos como referencia en nuestra fonoteca (junto a Charlie Parker, Miles Davis o John Coltrane).

 

Los que estuvimos el pasado 14 de abril en el auditorio de Jam Session vivimos una experiencia que raramente volverá a repetirse. Disfrutar del bagage y de la forma de entender la música de alguien que vivió aquellos momentos de la vanguardia del hard-bop de los 60, y con los que volvió a deleitarnos en su concierto del día siguiente, con referencias tan claras a Wes Montgomery y a John Coltrane, será lo más cerca que estemos en toda nuestra vida de todo aquel movimiento.

 

 

 

 

Además, PAT MARTINO…EL MUSICO supo transmitirnos su filosofía, su pasión, su vivencia, su sufrimiento y su forma de entender la guitarra.

Pat mostró su filosofía en la música como 2 polos opuestos: norte-sur, este-oeste, notas-silencios, consonancia-disonancia, horizontal-vertical, bonito-feo y un sinfín más de referencias que deberían hacernos reflexionar a la hora de mostrar un lenguaje y una personalidad propia tanto en la música como en la vida y no repetir únicamente un lenguaje ya existente y exclusivamente academizado. Y digo exclusivamente, no porque no sea necesario, que si lo es, sino porque es complementario y a la vez opuesto. Según Pat, hay que conocer los opuestos para llegar al equilibrio.

 

 

Sobre su forma de entender el instrumento, Pat lo simplifica hasta el punto de verlo como algo físico y por ese motivo descarta la visión del piano que todos tenemos (que sin lugar a dudas es la mejor para entender el lenguaje musical). Sin entrar en detalles, ya que toda la información que se explicó en el clínic está disponible dentro de su web en el link “The Nature of Guitar”, PAT MARTINO…

 

EL GUITARRISTA entiende su instrumento como un sistema de 2 ejes (trastes-cuerdas), como una matriz, como un mapa… simplificando, como el símbolo de multiplicar que todos conocemos (x) en lugar de una suma (+) que existe en el piano (7 teclas blancas + 5 negras).

 

En la guitarra todos los trastes son iguales (no hay trastes blancos ni negros) por lo que las 12 notas existentes, Pat las ve como un reloj (12 horas) donde cada hora es un semitono. Dentro de este reloj, él visiona figuras geométricas entendibles hasta para un niño de 5 años como son el Triángulo y el Cuadrado. A partir de ahí, transportando el triángulo según las 12 notas/horas surge un sistema de 3ª mayores que forman un acorde tríada aumentado y lo busca en la guitarra (como si fuera un CAGED) en cada grupo de 3 cuerdas. Lo mismo hace con el cuadrado donde el sistema es de 3ª menores formando un acorde cuatríada disminuido en grupos de 4 cuerdas (son sistemas que nos recuerdan mucho a Coltrane, que no era guitarrista, y su Giant Steps).

 

 

A partir de uno de los “padres” de la guitarra, el aumentado, cada vez que una voz sube un traste surge un acorde menor y si lo baja, éste se convierte en mayor, siendo relativos cuando se mueven en la misma cuerda. Ejemplo: a partir de C Aumentado (C E Ab), si subimos la última voz (Ab) aparece el acorde de A menor y si esta voz la bajamos (G) aparece el acorde C mayor, que son relativos.

 

Esto es muy interesante puesto que el acorde aumentado se repite en su forma y si lo movemos 4 trastes más arriba nos pasa exactamente lo mismo pero en una de sus tres disposiciones o inversiones. De esta manera, tenemos 4 acordes aumentados diferentes que nos dan 3 mayores y 3 menores cada uno, es decir los 12 acordes de ambas especies en un espacio de 4 trastes y 3 cuerdas. Si esto lo extrapolamos al resto de trastes y de cuerdas, obtenemos un mapa de la guitarra mucho más intuitivo y opuesto al que todos conocemos (o sea una visión complementaria, no sustitutiva).

 

Lo mismo sucede con el otro “padre”, el disminuido, donde cada vez que bajamos una de las voces obtenemos el acorde de dominante (mayor con 7ª menor) tan utilizado en casi todos los estilos de la música moderna (blues, jazz, rock, funk, country, etc.). Si subimos una de las voces, se obtiene el acorde menor 7ª con la b5, más utilizado en el jazz. En fin, un sistema válido para cualquier guitarrista sea del ámbito que sea.

Todo esto en cuanto a acordes, pero en su polo opuesto visiona las melodías a partir de la escala donde él se encuentra más cómodo, la escala menor. Pat utiliza un concepto llamado “minorización”, donde siempre utiliza una o varias escalas menores sobre cualquier acorde como una sustitución (recurso muy utilizado en el jazz) basándose en otros dos conceptos opuestos, consonancia y disonancia. A partir del intervalo más consonante (5J) y del más disonante (2m), construye sus frases melódicas según la historia que desea contar en ese momento (lo que sería el concepto de la improvisación, vamos).

 

Ejemplo: en una frase muy típica en el jazz, el II-V-I (Dm7-G7-Cmaj7), sobre el Dm7 utiliza la escala menor de Re; sobre el G7 puede utilizar 2 opciones, la consonante a partir del intervalo de quinta justa que sería continuar con el Dm (obteniendo la tensión 9) o la disonante a partir del intervalo de segunda menor tocando Abm (obteniendo las tensiones b9 y b13) y sobre el Cmaj7 puede utilizar su relativo menor, o sea, Am. Todas estas escalas o fraseos menores son combinados mediante cromatismos de paso y cambios de posición (según la visión de Pat, las diferentes habitaciones de la casa) con una rítmica base de semicorcheas y gran velocidad, rasgos claros del estilo hard-bop que domina sin problemas.

 

 

 

Finalmente, PAT MARTINO…EL COMPOSITOR respondió a las preguntas sobre su forma de componer, donde a partir de una experiencia propia desarrollo su manera de estar vinculado a la música en todo momento sin necesidad de estar al lado de su instrumento (Pat explicó que un día en que estaba tocando y disfrutando de su guitarra, tuvo que ir a la lavandería a buscar un traje para una actuación y le fastidió mucho tener que dejar lo que estaba haciendo para hacer esta otra tarea nada musical; pero aprendió que en todo lo que le sucedía durante el día, en la calle, en una conversación, en el claxon de un coche, vamos en todo, existía una musicalidad y una nueva idea a desarrollar).

 

De esa manera, Pat explicó que a la hora de componer se apoya en cualquier cosa menos en la guitarra, pues esta es algo físico y carente de sentimiento (es el canal de transmisión). Puede pensar en un paisaje, en una persona, en un sentimiento, etc. y utilizar otros recursos para desarrollar una idea musical, como por ejemplo, utilizar una asociación entre el alfabeto convencional y una escala musical, y a partir de palabras como bonito o feo construir una frase musical.

 

Esto es algo que utilizó en uno de sus últimos discos, Think Thank, mediante asociación musical de las palabras “Coltrane, Tenor, Blue” y la escala menor.

 

En resumen, una M-A-S-T-E-R-C-L-A-S-S con todas sus letras, porqué lo que nos enseñó PAT MARTINO…EL GENIO es algo más conceptual (algo que no se aprende en una escuela) y lo que diferencia a los grandes músicos del resto.

 

Texto: Cesar Tomás ( Profesor de Guitarra en Jam Sessi

on Escuela de Música ).

 

Fotos: Luis Blanco y Sandra Sol.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Más información en:

FOTOS : Todas las fotos del clinic workshop de Pat Martino:

http://www.patmartino.com/

http://www.theproject.es/

 

 

P.D.: La organización de Jam Session quiere agradecer a todos los alumnos y profesores que han participado en éste evento. Gracias también a la organización de The Project por su excelente colaboración para el workshop y su coordinación para el concierto del dia siguiente. Muchas Gracias también por el descuento en las entradas.

 

 

Como algo anecdótico, podemos deciros que nos llevamos a Pat Martino y a su banda ( órgano hammond : Tony Monaco, y batería : Louis Tsamous), más el personal manager e ingeniero de sonido ( Kirk Yano ) , a cenar a un vasco.

 

Durante la cena Pat nos mostró una especie de Ipod con imágenes de como previsualiza musicalmemte cada objeto que ve. Nos explicó que Jeroni y César ( ambos en la mesa ) eran los opuestos, y nos contó como traslada su filosofia musical a las personas. Al dia siguiente en el concierto, pudimos observar la disparidad opuesta entre sus dos músicos ( el hammonista y el baterista ) entre los que Pat desarrolla sus improvisaciones.

 

 

Hemos leído algunas críticas disparatadas en la prensa, sobre si el hammonista sobreactuaba ( para algunos críticos era muy bueno y para otros no lo era tanto ) pero nosotros, gracias a la master-class de anterior dia y la cena en la que nos explicó como traslada la filosofía musical a la vida, pudimos entender la mecánica de su trio. Pat Martino no es solo un guitarrista, es un músico que responde con estímulos musicales a la vida en general, y los lleva a la práctica más allá de una guitarra o un escenario.

 

Hasta Siempre.

Equipo de Jam Session

http://www.jamsessionescuelademusica.com/

 

 

Pat Martino 082

JAM SESSION CLINIC REPORT